La puta Ciudad de Nueva York

image.jpg

Esta ciudad es una puta, es una puta hermosa y terriblemente seductora.

Vine de noche, llegué en la madrugada y la vi dormir en silencio, indefensa y vacía, apenas con el corazón latiendo y sus calles vacías. Como cuando ves a una amante dormir después de hacer el amor y le acaricias el cabello. Después la vi despertar y sentí su amanecer con el aliento a café de la mañana y sacudirse las lagañas para incorporarse de un brinco frenético y hacerme el amor sin piedad mirándome a los ojos y decirme que ella sabe que aunque me resista termino regresando a ella y que no me perdona.

 

Es una puta cara y convenenciera, me habla al oído y me respira en la cara con su viento frío de verano. Es una puta terrible, la única con la que le sería infiel a mi amada Ciudad de México. Esta noche, esta madrugada y esta mañana vi otra cara de la Ciudad de Nueva York y me ha vuelto a seducir despiadadamente. Hoy tiene otro sentido y me abre las puertas como las piernas para entrar al mundo del placer sin retorno, de esos que solo conocen los amantes de verdad.

image.jpg