5 recomendaciones básicas sobre el uso del correo.

1- Si tu trabajo no es responder correos electrónicos o algo relacionado con atención a clientes entonces no debes estar pegado todo el tiempo al buzón ni responder de inmediato los correos que recibes.

2- Establece momentos específicos durante el día para revisar tus buzones y establece un tiempo máximo que dedicarás a esta acción. Recuerda que no todos los correos deben ser respondidos ni tienen el mismo valor

3- No abuses del correo electrónico, si se trata de algo que puedes tratar con compañeros de la misma oficina no es necesario escribir una cadena enorme de correos, mejor haz breves reuniones personales de menos de 3 minutos, serán más productivas

4- Se claro y concreto, si no saludas o no te despides con toda la amabilidad no pasa nada malo, sé claro en el asunto del correo y da tu mensaje directamente.

5- Responde tus correos de manera breve ¿Respondes a todos los recibos o publicidades que llegan a tu casa? ¿Por qué debes responder todos tus correos? Si a la otra parte le interesa tu respuesta seguramente te la pedirá.