Entonces ¿ya no te gustan "las carreras"?

Me han formulado esa pregunta al menos 30 veces en los meses recientes. Desde mi esposa hasta personas no tan cercanas, la respuesta en todos los casos ha sido similar:

Claro que me gustan "las carreras", el automovilismo es mi deporte favorito y una de mis pasiones más grandes (junto a viajar, leer, escribir, la música y el cine), ha sido una pasión que fue sembrada en mí desde niño por mi familia, cuando mis primeros juguetes que recuerdo eran carritos o trenes. También desde los 10 años de edad he estado relacionado con diferentes aspectos de la organización y comercialización de eventos de automovilismo deportivo, desde la época de los Grandes Premios de México del 86 - 92 en los que a partir de entonces tuve la fortuna de compartir este gran gusto con amigos y familia, muchos de los cuales se mantienen activos de manera permanente en ese deporte. Dedicarme de tiempo completo al automovilismo fue una situación fortuita que en su momento cambió los objetivos que tenía en mi vida ya que llegó como una oferta interesante e imposible de rechazar. Fue gracias a ese proyecto que pude cumplir uno de mis objetivos al formar el mejor equipo de trabajo posible en el automovilismo mexicano y construir, desde la parte de organización, normatividad y seguridad en las pistas, la mejor serie que ha existido en México: NASCAR México. Un objetivo que fue formado desde cero, con cimientos construidos de manera sólida basados en el talento de las personas y compromiso de los colaboradores, el talento humano como uno de los recursos más valiosos. Así fue por más de 10 años hasta el comienzo de este 2016. 

Después de todo esto no puedo decir que no me gusta el automovilismo, claro que me gustan "las carreras", las amo, solo considero que cumplí un objetivo y es momento de pasar al siguiente en mi vida personal y profesional. Recientemente escuché y leí una frase de Ismael Cala en su mensaje de despedida de su programa de TV: "Concibo la vida como una infinita cordillera, no como una única montaña a escalar". Desde esa perspectiva es que estoy construyendo un nuevo camino.

Esto no quiere decir que definitivamente me mantenga alejado de este medio, de hecho, como parte de una de mis compañías, el equipo multidisciplinario de Primer Movimiento ofrece servicios de comunicación digital multimedia para equipos y pilotos mexicanos, y puedo decir que tenemos clientes extraordinarios y exitosos que son ganadores y líderes en desempeño. Así que todo el conocimiento adquirido en más de 25 años relacionado con el automovilismo mexicano está puesto a trabajar para ellos. Por supuesto no descarto tomar las oportunidades que se presenten en el futuro y reforzar lo construido hasta ahora, de hecho, uno de los objetivos de la nueva The Victor Pineda Company, es ofrecer servicios de consultoría en materia del deporte motor, normatividad, comunicación, marketing y estrategia competitiva, así como talleres, conferencias y workshops en estos temas para personas, equipos y compañías relacionadas con este deporte.

Así que no hay nada más lejano de ser verdad que la idea de que ya no me gusten "las carreras", son parte de mi vida y una etapa de gran productividad que me brindó la oportunidad de cumplir sueños y vivir cómodamente por muchos años, no puedo estar más que agradecido con cada una de las personas que acompañaron mi camino, TODOS, y comprometerme a regresar un poco de todo lo que me dieron a través de esta nueva etapa.

--

- ENTONCES ¿YA NO TE GUSTAN "LAS CARRERAS"? –

Nota Personal

Te comparto ideas y reflexiones para el #HombreIntegral de manera directa y exclusiva en tu buzón de correo si te suscribes en www.victorpineda.com/contacto

Por: Victor Pineda

Fundador de Primer Movimiento, La Pareja Viajera y The Victor Pineda Company (VPC)