Nuevo diseño, rutina de trabajo y comillas españolas

Estrenando diseño en mi sitio web, en este blog.

Ayer me di a la tarea de renovar por completo la apariencia y algunas de las funciones y secciones del mismo, tenía ya un año con el diseño anterior y de pronto lo sentí rígido y con un toque de paso de tiempo sobre él, así que me metí por un buen rato a cambiarlo. 

Estreno colores, tipografía y configuración de las entradas del blog. ¿Qué te parece?

Elegí los colores pensando en una paleta que invite a la lectura y que de cabida a diferentes emociones, no se trata de un blog temático sino de uno personal y en el que puedo abordar diferentes temas, entonces pensé que los colores deberían ser amigables. La estructura es básicamente la misma, actualice un par de datos y corregí algunos typos pero más allá de eso la información se mantiene igual. 


La rutina de trabajo

No importa el tipo de actividad, el trabajo, el desempeño profesional, requiere de una rutina, un método, un sistema. Al menos eso es lo que he descubierto, puede parecer una obviedad, pero para los que trabajamos por nuestra cuenta es un descubrimiento que nos cambia la vida. 

Incluso las actividades creativas requieren de constancia, de disciplina y de espacio de nacimiento. Desde el momento de sentarse a escribir bajo condiciones uniformes hasta los tiempos, a ese conjunto me refiero con rutina. 

Para los que trabajamos de manera independiente, sin una estructura corporativa o asalariada, establecer una rutina es un verdadero tema. 

La rutina puede ser un arma de dos filos –amo los lugares comunes y las frases hechas, por ejemplo «arma de dos filos», me remiten a alegorías de interpretaciones casi infinitas– por una parte puede ayudarnos a obtener los resultados que buscamos en los tiempos pertinentes, pero por otra parte nos puede dejar fuera de experimentar otras emociones. Es un hecho que el «exceso de rutina» mata y hay que llevarla con medida.

Esta reflexión aleatoria llegó a mi porque debido a que estoy participando en un proyecto especial en los días recientes me ha costado trabajo encontrar un proceso estable de trabajo y creación. De pronto, casi de la nada, me encontré añorando algo, no sabía lo que estaba pasando, estaba sin foco, hasta que caí en cuenta de que lo extrañaba era una rutina, tal cual. Así que estoy estableciendo parámetros para crear una rutina, desde horarios y espacios de trabajo hasta objetivos establecidos. Esto, como lo decía, puede parecer algo sin trascendencia, pero si eres de los que trabajan de manera independiente y fuera de la estructura corporativa, entonces me comprenderás, sabes que es un reto y uno de los desafíos más grandes ¡vaya! que no es pequeña la cosa. 

Ya te contaré como me va. Por ahora sigo en mi plan de escribir diario de 6 a 8 de la mañana.


Las comillas españolas o latinas

Hace unos días aprendí, gracias a Paulina Chavira, que las comillas que se deben utilizar al escribir en español son las comillas angulares (« ») y no  las otras (“”) que regularmente utilizamos, hacer lo contrario es un error, pequeño o grande, pero no es adecuado. Ante ello entra el tema de cómo obtener estas comillas, bueno, pues en los teclados virtuales de los teléfonos inteligentes se encuentra escondido en la sección de símbolos y cuesta un poco de trabajo llegar a ellas, pero se puede. En el teclado de computadora, en mi caso Mac OS, se obtiene con la combinación de teclas ( Shift + alt + { ) para las comillas de apertura ( « ) y la combinación ( Shift + alt + } ) para las comillas de cierre ( » ), recordando que (Shift) es la tecla que apretamos para cambiar de minúsculas a mayúsculas y (alt) es la tecla que está a un lado de (cmd), ambas se encuentran en los dos lados del teclado así que son de relativo fácil acceso. No aseguro que siempre utilizaré estas comillas, pero al menos aprendí algo nuevo.  

Ahora lo sabes, las comillas que se deben utilizar al escribir en español son las comillas latinas.


Mañana es 3 de mayo y además de ser el día de la Santa Cruz, día en que los trabajadores de la construcción, albañiles y similares, festejan a lo grande, se conmemora el aniversario de la entrada en vigor de la Convención Internacional por los Derechos de las Personas con Discapacidad. Mi vida esta marcada en buena parte, por el cuidado y responsabilidad de una persona con discapacidad, mi madre, mañana les cuento más de ello, pero sería bueno que comenzáramos por reflexionar un poco sobre cual es el estado actual de los Derechos Humanos básicos de las Personas con Discapacidad, un botón de muestra ¿Qué sucede con la alarma sísmica y las personas sordas? ¿Acaso no tienen Derecho a la Seguridad? En este torbellino de asuntos políticos ¿en dónde quedan estos temas?

Me encuentras cotidianamente en TwitterInstagramMedium y FacebookTengo un sitio web: VictorPineda.com

Victor PinedaComentario