No quiero ser emprendedor toda mi vida

Deja de luchar contra el sistema. Comienza por cambiar tu propia visión de la vida, concéntrate en construir tu proyecto y no trates de cambiar el mundo, el mundo de otros, intenta al comienzo de todo, cambiar tu propio mundo, lo demás se dará con el tiempo.
Todo es un proceso que va de la mano del tiempo y de la naturaleza de cada persona. Debemos creer que podemos ser mejores personas y evolucionar constantemente hacía adelante, a una mejor calidad de vida, de razonamiento y claridad. Es movimiento constante, fluir como el agua y no tratar de mover la roca que nos encontramos en el camino sino rodearla, fluir a través de ella.
El cambio en la vida, en el tiempo y en el mundo es la única constante, es contradictorio pero es real. No quiero ser emprendedor para siempre. Emprender está bien, hay que comenzar algo con mucho esfuerzo y creatividad, pero hay que concretarlo, hay que llevarlo al siguiente nivel. Muchas veces nos enamoramos del concepto de emprendedor y lo confundimos con la imagen romántica que el propio sistema ha construido al respecto, la persona que ha tenido una idea, lucha duro por ella hasta conseguir que se haga realidad y después se dedica a ella todo el tiempo, creo que eso no es un logro, eso es apenas crear un autoempleo, generar tu propio sustento es generar autoempleo, los esquemas de negocio multinivel son el esquema perfecto del autoempleo, o los profesionistas independientes que ofrecen sus servicios con su propio equipo, también ellos se llaman "emprendedores" pero tienen un autoempleo que demanda nuestro tiempo completo y cuidado constante, el engaño que nos hacemos a nosotros mismos sintiendo que tenemos un negocio.
Desde mi perspectiva tener y hacer un negocio es invertir recursos, en algo que nos regresará nuestra inversión y nos dará una ganancia y del que podemos salir en algún momento. Hacer un negocio NO es generar un autoempleo que requiera tu presencia y trabajo todo el tiempo y del que si lo dejas no tendrás ganancias, se debe tratar de un proyecto del cual nos podamos desprender y que nos siga generando ganancias, eso es un negocio. Una empresa que nos permita llegar al siguiente nivel y disponer de nuestro tiempo para seguir creando, para seguir construyendo o bien para invertir nuestro tiempo, no en atender nuestro autoempleo sino en actividades que mejoren nuestra calidad de vida. Por eso no quiero ser emprendedor toda mi vida, sino ser empresario y tener tiempo para seguir creando.
Hay que elevar nuestros objetivos, hay que mejorar nuestro discurso, hay que ser más claros con nuestras acciones y determinaciones. La vida es el recorrido del tiempo en el espacio en el que nos encontramos, de nosotros depende únicamente decidir que hacer con este tiempo en este lugar. Puedes seguir creyendo que eres emprendedor o puedes seguir disfrutando de tu lugar en el esquema corporativo como empleado de una compañía más grande, todo eso está bien si funciona para ti, si cumple con tus expectativas y necesidades materiales, intelectuales y emocionales; pero si quieres vivir ese tiempo de una manera diferente entonces depende solamente de ti. Sé responsable y actúa en consecuencia con tus necesidades y objetivos. 
- NO QUIERO SER EMPRENDEDOR TODA MI VIDA –

Ideas para el #HombreIntegral

 

Te comparto más ideas y reflexiones de manera directa y exclusiva en tu buzón de correo si te suscribes en www.victorpineda.com/contacto

 

Por: Victor Pineda