¿Has visto llorar a un hombre?

El llanto es una reacción fisiológica, natural, de los más elemental que conservamos como seres humanos; sin embargo, ha sido convertido en un concepto cultural que se relaciona con un signo de debilidad y esto, a su vez, se contrapone con la idea del hombre que por siglos y siglos se ha construido hasta nuestros días.

Quiero decirte, antes de continuar, que lo que leerás no es para todos, tal vez te resulte chocante y sin sentido. Si desconfías de nuevos aprendizajes e ideas no sigas leyendo esto, no es para ti.

Sigamos hablando del llanto. El año pasado lloré en varias ocasiones, incluso, una noche de otoño lloré como no lo había hecho en años de una manera tan natural que me sentía niño nuevamente ¿y sabes algo? Cuando lloro me siento libre, o liberado.

Construir una identidad es un reto fundamental y de todos los días en el contexto en el que vivimos; estamos influenciados por tantos modelos a los que nos exponemos en los medios de comunicación, familia, vida cotidiana así como nuestras propias creencias que muchas veces nos sentimos perdidos, sin importar la edad en la que nos encontremos.

Ser Hombre, como definición de genero, es una tarea de todos los días. En nuestra sociedad latinoamericana y particularmente la mexicana estamos sujetos a estereotipos muy establecidos: el macho, hombre proveedor, protector, cazador, agresivo. Esto no es culpa de nadie, es la formación cultural e histórica de siglos, milenios tal vez, lo cual no se puede cambiar de la noche a la mañana y resultado de esta formación cultural todos sufrimos las consecuencias, tal vez las mujeres en mayor medida al enfrentarse a un sistema que sin verlo sigue siendo centralizado en una cultura masculina.

Cuando me refiero a ser Hombre no estoy hablando de preferencias sexuales, una de las primeras reflexiones que debemos aprender es que genero y sexualidad son dos cosas diferentes. En el concepto Hombre Integral, la palabra "hombre" se refiera al género masculino, lo que nos hace identificarnos como hombres más allá de nuestra sexualidad o preferencias sexuales.

Ser Hombre es algo que aprendimos casi por casualidad, en el mejor de los casos por la educación que recibimos en casa pero en otros ha sido la vida misma la que nos ha enseñado. En mi caso, desde los 10 años formo parte de una familia fragmentada en la que la figura masculina fue prácticamente inexistente, por lo que tuve que formar mi identidad tomando un poco de acá y de allá, pero esto también me ha llevado después de 30 años (ahora tengo 40) a interesarme en lo que nos define como hombres.

De este proceso es que nace la idea de crear Hombre Integral, un ejercicio de comunicación personal que compartiré contigo sobre el camino para investigar y reflexionar sobre ideas y aprendizajes lo que nos define como Hombres. Estoy en un periodo de cambio fundamental en mi vida, desprendiéndome del mundo corporativo en el que estuve envuelto por 15 años y enfrentándome a una vida independiente. Esto me asusta, pero me emociona y quiero compartir esa emoción y lo que sucede en el camino contigo.

Te invito a este camino compartido para convertirnos en #HombreIntegral. Encontrar la identidad del nuevo Hombre en contexto con la actualidad. La manera en que nos influye la Sociedad, Economía y Educación formará parte de este proyecto. Esta comunidad te invito a construirla en conjunto, de mi lado fungiré como investigador aportándote lo que encuentro y aprendo.

Además el comienzo de un nuevo año es un pretexto ideal para comenzar un nuevo ciclo personal, eso y también que viene mi cumpleaños que regularmente coincide con el comienzo de un nuevo año lunar, la oportunidad está puesta para que comience el camino. El camino que también LE MAT, la carta del Tarot con la que me identifico, tiene frente a si mismo.

Te propongo que trabajemos en cinco niveles de construcción del Hombre Integral, comenzando por la base para llegar a la punta de la pirámide pero que también funciona como un ciclo, verás: 

Salud personal 
- Física
- Mental
- Espiritual
Relaciones con nuestro entorno 
- Pareja / Familia
- Comunidad y sociedad
- Naturaleza y medio ambiente
Herramientas de trabajo 
- Técnicas de aprendizaje
- Administración de tiempo
- Productividad
Crecimiento personal 
- Relaciones humanas
- Protocolo y etiqueta
- Entretenimiento
Ideas (superiores) 
- Arte y cultura
- Tendencias
- Identidad masculina

Como puedes ver se forma una escalera de crecimiento, una pirámide o bien un ciclo que va de la mano el principio y al final, si me permites imaginar, es como una espiral ascendiente si lo vemos en 3D, un movimiento integral.

Este proyecto, esta propuesta no es para todos, no es para quien se siente cómodo ahora, ni para el hombre que lo tiene todo y que busca algo más, es para ti que has llegado hasta el final, para ti que compartes conmigo esta necesidad y curiosidad por aprender, que de pronto te sientes perdido, te invito a formar parte de la travesía.

Construyamos juntos al Hombre Integral