Formatear para construir

Hay que derrumbar la torre desde sus cimientos. Antes de adquirir nuevos conocimientos o bien construir una nueva vida hay que formatear nuestro sistema. Estamos familiarizados con el término “formatear” para referirnos al hecho de borrar toda la memoria de un dispositivo digital para comenzar de cero con su sistema; de hecho, es una medida frecuente que se utiliza cuando algo está mal y hace lento o poco eficiente el funcionamiento de un sistema. Se trata de borrar el contenido y muchas de sus programaciones anteriores para comenzar una nueva serie de instrucciones y almacenado de información.

Este principio lo podemos aplicar en nuestra vida, hacer ajustes drásticos para eliminar cosas que no nos dejan funcionar bien, cambiar de hábitos, de disciplina, de lugar de residencia. Claro que es una medida extrema, pero son acciones que funcionan y nos darán la posibilidad de construir algo mejor o al menos algo diferente. Este cambio se presenta en momentos de la vida en que es necesario y está en uno tomar la oportunidad.

En los meses recientes me he sumergido en un proceso de formateo muy interesante, he tomado lo bueno de lo malo y después de quedarme sin empleo, y en consecuencia sin un ingreso económico seguro de manera recurrente, pude encontrarme ante escenarios que han despertado mi creatividad a niveles que no conocía, he aprendido a vivir con menos recursos, materiales, emocionales y de información, cambié mi lugar de residencia y tuve un re-encuentro profundo con mi esposa que nos ha llevado a fortalecer nuestro matrimonio. También he estado más cerca de mi familia, de mi madre y de la (otra) familia que me ha recibido con los brazos abiertos. He conocido mejor a las personas y descubierto más de la naturaleza humana. En resumen, he tomado la oportunidad que se me he presentado para hacer un formateo, cambiar mucho de mi vida anterior y comenzar a construir algo nuevo.

Puede ser doloroso y no siempre es una decisión que nos atrevemos a tomar, pero hacer un formateo en nuestra vida es algo que vale la pena intentar, al menos será una etapa en la que podrás aprender mucho, recuerda que para triunfar debes aprender a navegar en el mar de la vida, eres como un barco, a veces estamos muy bien atados a la seguridad de un muelle, pero es cuando el barco se enfrenta al mar, con todo y sus tormentas, que realmente se despierta la naturaleza de ser barco y navegar, a toda costa, en el mar.

FORMATEAR PARA CONSTRUIR

Ideas y reflexiones para el #HombreIntegral

Te comparto más notas si te suscribes a mi lista de correo: www.victorpineda.com/contacto

Víctor Pineda Carrillo

Fundador de Primer Movimiento, La Pareja Viajera y The Victor Pineda Company